Ir al contenido principal

Entradas

Estado autonómico vs. Estado federal: una reflexión jurídica

La controversia entre el Estado autonómico y el federal provoca un debate, recurrente y crónico, acerca del modelo político que mejor serviría para cohesionar un espacio territorial como el español. Frente a ello, el ordenamiento jurídico que rige esta cuestión organiza el funcionamiento de las instituciones democráticas con la precisión propia de la ciencia jurídica.

La Constitución determina que España tiene un modelo de Estado cuyas notas esenciales son el imperio de la Ley –Estado de Derecho- y un funcionamiento democrático e intervencionista (Art. 1 CE).

Sin embargo, no define con claridad el sistema territorial del Estado porque fundamenta su propia existencia en la unidad de la Nación española, a la vez que reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran (Art. 2 CE). No obstante, establece entre todos esos territorios la necesidad de solidaridad que debe interpretarse, de acuerdo con la doctrina, en el sentido de justa distribución de los recurs…
Entradas recientes

El Rey, poder moderador

En el diseño constitucional del Estado siempre ha sido clave la figura del Rey como referente de autoridad en el sentido clásico de “auctoritas”, sobre todo en un momento en el que se lanzan a la sociedad española mensajes inciertos, y coyunturales, acerca del republicanismo, del federalismo asimétrico y del plurinacionalismo.



Puedes leer este artículo completo en el portal de Aranzadi:  LEGALTODAY

El papel de las Diputaciones Provinciales en la sociedad de la transparencia

Hace más de doscientos años la Constitución Española de 1812, nuestro primer texto constitucional, ya consagraba la diputación como la administración que garantizaba los estándares mínimos de bienestar para la sociedad liberal de la época.
            Desde entonces, el éxito de las diputaciones ha consistido en su capacidad para adaptarse a las necesidades del ciudadano, garantizando el equilibrio territorial y la igualdad en las prestaciones de servicios. Podemos decir que tras doscientos años, estas instituciones tienen sus competencias perfectamente definidas y no sólo tienen futuro, sino que además son imprescindibles para afrontar los nuevos retos que nos plantea la sociedad actual.
            Sin embargo, en los últimos decenios, las diputaciones se han topado con dos grandes problemas. El primero al tener que convivir con las comunidades autónomas que nacen a partir de la Constitución actual y el segundo al producirse una saturación artificial de entes administrativos como manc…

La transparencia en el ejercicio de la representación pública: una respuesta jurídica a las necesidades de la sociedad.

El clamor de la sociedad
La actualidad informativa no deja lugar a dudas y la corrupción, que abarca a políticos y funcionarios de las distintas Administraciones públicas, copa noticiarios y tertulias. España se encuentra alarmada por la evidente escalada que se ha producido en la comisión de delitos contra la Administración pública en concurrencia con otros delitos societarios y económicos.
El panorama es desalentador porque la mayoría de los ciudadanos, que viven acosados por la situación de crisis económica, ven con desesperanza como se han hundido en el fango de la corrupción los que debían resolver el problema. Parece que los otrora líderes se han desentendido de la política como un servicio al interés público para convertirlo en el trampolín desde el que alcanzar sus intereses personales.
Algunas veces los titulares escandalizan más que la realidad, porque los medios de comunicación recogen denuncias interesadas que a la postre resultan mendaces y falsarias. Los enemigos políticos,…

El Rey, poder moderador

En el diseño constitucional del Estado siempre ha sido clave la figura del Rey como referente de autoridad en el sentido clásico de “auctoritas”, sobre todo en un momento en el que se lanzan a la sociedad española mensajes inciertos, y coyunturales, acerca del republicanismo, del federalismo asimétrico y del plurinacionalismo.
La Constitución española dice en su artículo 1.3 que la forma política del Estado español es la monarquía parlamentaria. Esta formulación constitucional no se presta a muchas interpretaciones críticas y, sin embargo, en su día generó algunas reservas originadas por la interpretación de algunos puristas más que por tratarse de verdaderas discrepancias jurídicas. 

Realmente, la tradicional Monarquía como forma de Gobierno difiere mucho del concepto moderno de Monarquía parlamentaria cono forma de Estado. En la primera acepción el Monarca aúna en su persona la representación simbólica del Estado con el ejercicio real de la “potestas”, mientras que en la definición co…

CICERÓN, DOS MIL AÑOS DESPUÉS

La anticipación es una virtud de la que carecen muchos políticos modernos. Por ejemplo para anticiparse en dos años a los efectos devastadores de la crisis económica que comenzó a finales de 2007.

Sin embargo, un amigo de este blog nos llama la atención sobre la vigencia que hoy día tienen algunos de los discursos del abogado, orador y filósofo latino Marco Tulio Cicerón que, a juzgar por el siguiente texto, se diría que fue capaz de adelantarse en más de dos milenios a la situación actual:

"El presupuesto del Estado debe estar equilibrado; las arcas públicas, rellenarse; las deudas públicas han de reducirse; la arrogancia de las autoridades debe ser mermada y controlada; [...] para impedir la quiebra de Roma. Los ciudadanos deben volver a trabajar en vez de vivir de cuenta del gobierno".

Marco Tulio Cicerón. Cónsul de Roma. Año 64 A.C.

LA IZQUIERDONA ATENTA CONTRA LA DEMOCRACIA

La izquierdona, que es la izquierda más rancia, alcanforada, guerracivilista, manipuladora y tergiversadora, se dedica estos días a enarbolar las banderas tricolor -¿inconstitucionales?- para defender a un imputado por tres presuntos delitos.

Al juez Garzón no se le va a juzgar por defender las libertades, ni por condenar a viejos dictadores que sojuzgaron a otros pueblos y naciones -incluso a la nuestra- en otras épocas. Que, por cierto, bien condenados están.

A Garzón no le van a sentar en el banquillo por ser el adalid de los Almodóvar, las Bardem o... los Sacristán de turno que ahora condenan los mismos valores que defendían en papeles protagonistas de las películas que rodaron durante el franquismo.

A Garzón se le juzga por tres presuntos delitos de prevaricación y cohecho. Por supuesto habrá que demostrarlo, con todas las garantías procesales para el acusado. Así funciona el sistema de libertades públicas.

Vivimos en un Estado Democrático y de Derecho y estamos sometidos al impe…